jueves, 13 de diciembre de 2018

HISTORIAS DE MOTIVACIÓN DIVERTIDAS


A la verdad estas pequeñas historias o lecciones son divertidas que te pueden sacar una pequeña sonrisa, pero también te pueden dar ese pequeño empujón hacia la dirección correcta.


 HISTORIA 1

 Cuando el decano los educo-historia de motivación


CUANDO EL PROFE TE EDUCA


Una vez, Cuatro estudiantes de la Universidad, decidieron pasar un momento de relajo al salir de clases y se fueron a festejar en una discoteca. No prestaron atención al examen que tenían programado para el día siguiente y no estudiaron.

Al darse cuenta que ya amanecía, hicieron un plan para escapar de la prueba, se cubrieron todo el cuerpo de grasa y tierra y fueron ante el profesor. Una vez allí, le dijeron al profesor que habían ido a una boda la noche anterior y en el camino de vuelta una rueda del carro se les pincho y tuvieron que empujar el carro de regreso hasta la Universidad.

El Profesor escucho sus historias de tristeza.

Les ofreció una nueva prueba tres días después. Le agradecieron y aceptaron su oferta. A esa hora.

Cuando llegó el día de la prueba, fueron al Decano. El decano los puso a todos en cuartos separados para la prueba. Estaban bien con esto ya que todos habían estudiado mucho. Entonces vieron la prueba. Tenía 2 preguntas.

1) Tu Nombre = (1 Puntos)
2) ¿Qué neumático reventó? = (99 puntos

Opciones:

a) Frente Izquierdo 
b) Frente Derecho 
c) Atrás Izquierdo 
d) Atrás Derecho


               A quien no le ha pasado esto, creo que a la mayoría que estudiamos una carrera. La lección que nos deja esta historia es que debemos ser siempre responsables y tomar decisiones sabias, tenemos que aprender a priorizar las cosas más importantes.

Debes aprender a ser fiel a tus propósitos, a tus metas, si tú no te esfuerzas nadie lo hará por ti.

HISTORIA 2

 En el tiempo de Dios-Historias de motivacion

En el Tiempo de Dios





Un hombre caminó hasta la cima de una colina para hablar con Dios. 

El hombre preguntó: "Dios, ¿qué es un millón de años para ti?" Y Dios dijo: "Un minuto".

Entonces el hombre preguntó: "Bueno, ¿qué es un millón de dólares para ti?" Y Dios dijo: "Un centavo".

Entonces el hombre preguntó: "Dios ... ¿puedo tener un centavo?" 
Y Dios dijo: "Claro ... en un minuto".


      Dios es INCREÍBLE puede cambiar las cosas en un instante. De esta bella historia podemos sacar muchas lecciones, pero yo me quedo con esto: "si queremos lograr algo en la vida no caigas en el error de pensar que será fácil, por escoger el camino fácil termines siendo un fracasado". 

   Hay que ser pacientes, cuando las cosas no salen como se espera es ahí cuando muchos terminan abandonando su propósito por el cual vinieron a este mundo, no pienses porque otros lograron fácilmente su propósito a ti también te ira igual.

  A veces lo fácil que a simple vista parece se nos puede complicar. No renuncies, lucha por lo que crees que te pertenece y espera el tiempo de Dios que es agradable y perfecta y si no ves resultados pues búscalo y a su debido tiempo obtendrás lo que buscas pero esta prohibido RENDIRSE.


Compartir:

0 Comments:

Publicar un comentario

gracias por tu participación

sigueme